<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4344533833935884018\x26blogName\x3d12+Compases\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://12compases.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://12compases.blogspot.com/\x26vt\x3d-6176504475751728820', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

12 Compases

Sabina y yo...
miércoles, 6 de junio de 2007

De cada viaje me traigo una canción. Algunas acaban entre las cuerdas, otras no. A veces las termino, a veces nunca empiezan... Otras las palabras rondan en mi cabeza. De cada viaje, a menudo, traigo contestación a cientos de preguntas que me inquietan. A veces me las creo, a veces nunca aciertan... Otras son nuevas preguntas sin respuesta. En cada viaje, sin embargo, dejo una esquirla del corazón enganchada en la esquina de alguna puerta. A veces por despiste, a veces por compasión... Otras veces, me digo, se la quede el que la encuentra. Pero siempre me olvido que las heridas se infectan, y mi sistema inmune lo es de puertas para fuera. Soy alérgico a Sabina y a aquello que representa, pero apenas un roce suyo basta para tenerlo en mi cabeza. "Ahora" canta borracho por las esquinas de mis venas, donde conductores suicidas de versos y canciones, voces de poetas, ahogan sus coros a la luz de la luna llena. Al borde de la chimenea me miro y pienso en silencio, por qué cada pensamiento suena como si él lo hubiera compuesto, no hay notas nuevas, ni historias ni cuentos, no hay razón por la cual deba escribir lo que pienso. Pero de cada viaje me traigo una canción, y si bien esta vez no es mía... aunque así soy yo, París bien vale una misa, y Cartagena una misiva.

Etiquetas:

posted by Blue Devil's @ 11:37,




5 Comments:

At 6 de junio de 2007, 14:07, Blogger mar said...

Por mi época de locutora de radio son muchas las canciones que me recuerdan un instante,un viaje, un dulce recuerdo,un mal recuerdo que tambien los hay unidos a canciones..y una de esas canciones que siempre perdurará para siempre en mi cabeza es Princesa de sabina.
Un besito.Mar

 
At 8 de junio de 2007, 14:16, Blogger Mercedes said...

La música nos acompaña a lo largo de nuestra vida,hay canciones que llegan se quedan un tiempo y luego desaparecen, hay otras que siempre están a nuestro lado. En fin la música es parte de nosotros.
Besitos

http://cruzalapuerta.blogspot.com/

 
At 8 de junio de 2007, 16:26, Blogger Gambutrol said...

Pues a mi de Sabina me gusta mucho la cancíon 19 días y 500 noches (solo conozco esa)...XD

 
At 9 de junio de 2007, 0:16, Blogger vanmar said...

Creo que este post podría ser una gran letra de una canción...

 
At 9 de junio de 2007, 10:46, Blogger Blue Devil's said...

"que, para ser comercial, a esta canción le falta un buen estribillo." (A mis cuarenta y diez - Sabina)

Aunque esté escrito en prosa, en cierto modo eso es... una canción.

 

Publicar un comentario

<< Home