<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4344533833935884018\x26blogName\x3d12+Compases\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://12compases.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://12compases.blogspot.com/\x26vt\x3d-6176504475751728820', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

12 Compases

Futuro incierto
domingo, 29 de abril de 2007

Un día escribí un post acerca de la relatividad del destino, del karma, y del principio de causalidad. Del porqué uno no debe permanecer a espensas de lo que le depara el destino, sino que tiene que ir a buscarlo. No sé si os acordáis... Bien, ahora toca escribir acerca de todo lo contario. Y no es que me contradiga, es que soy enteramente una contradicción en toda regla. Es lo que tiene ser géminis.

Hace ya mucho tiempo que recibo en el correo mi horóscopo diario. No es que crea en el horóscopo, pero me gusta leer que me van a pasar cosas buenas, ya sabéis, cada tonto se consuela con lo que puede, y aunque mi parte científica es consciente de lo absurdo que es todo esto, sobre todo porque el 99% de las veces el horóscopo no acierta una, mi parte metafísica también pide vela en el entierro, al menos de vez en cuando.

Hoy me ha llegado el horóscopo para toda la semana, y lo he leído con la atención del que espera un spoiler de su vida, aunque consciente de que no va a ser así. Vamos lo típico, a ver si dice que me voy a echar novia y me van a subir el sueldo, y tonto de mí me alegro el día, pese a que no me lo crea. Normalmente no me dice nada relevante, y comparándolo con mi vida, no suelo encontrar relación. Es decir, a veces me cuenta lo dura que va a ser mi semana de trabajo cuando casualmente descanso esa semana. O me sugiere que suavice la relación con mi familia cuando estoy en el mejor momento con ellos... Cosas así. Pero esta vez ha tocado el 1% que sí puedo comparar con mi vida y encontrar similitudes con lo que me depara la semana. Mirad:

Estimado Señor X,
Me parece que en el transcurso de los próximos días debes hacer frente a un miedo, inquietud o dificultad que guarda relación con tus creencias, filosofía de vida, viajes, hermanos, los vecinos, el dinero y la comunicación. Son muchas cosas aún mismo tiempo y tú, que sueles ser tan expedito, te encontrarás en una situación que, hasta cierto punto, te limita o te restringe; observa cuidadosamente por que en el fondo lo que te detiene es tu preocupación por el que dirán ya que no te encuentras convencido o seguro del todo. Tus valores o intereses parece que entran en conflicto con los de tus amigos, círculo social o con la gente con la que trabajas, pero no te preocupes mucho por ese detalle, en breve las cosas cambiarán y se pondrán a tu favor. Para reafirmar lo antes dicho te comunico que desde el viernes tu planeta regente ingresará a tu signo, y desde entonces recuperarás la agudeza mental, agilidad y versatilidad que te caracterizan. Lunes y martes son días de tensión y cambios. Miércoles y jueves también, pero ahora te conviene tomar distancia de la situación que experimentas para analizarla desde otra óptica. El fin de semana comparte con amigos.


Lo que me depara la semana es la grabación y la preparación del concierto del fin de semana. Los ánimos en el grupo están tensos debido a esto, no hemos ensayado, hay mucha tensión (por lo que me han estado contando) durante las sesiones de grabación, ya que, como es normal, están saliendo fallos a la luz que en un ensayo no se notan. Las diferencias musicales (tanto de gustos como de técnica) de cada uno se hacen patentes a la hora de buscar el sonido adecuado para los temas que vamos a grabar, y la inútil búsqueda de la perfección (porque cada uno posee un concepto distinto de esta palabra) da como resultado discusiones absurdas acerca de cómo se debe tocar un fragmento, y repeticiones varias del mismo fraseo. Y ahora me toca a mí pasar por ello.

He escuchado los temas con lo que se ha ido grabando, y aquello que para los demás está bien, a mi me resulta un tanto mediocre. No porque yo lo pueda hacer mejor, ni mucho menos, sino porque en la encrucijada entre calidad de sonido y técnica, se ha variado considerablemente el estilo y se ha perdido fuerza, agarre, pasión... En una palabra, lo que he escuchado me suena vacío. Y me veo en la tesitura de, por un lado, mantener cierta calidad, y por otro, tratar de recuperar todo lo que, a mi modo de ver, esas grabaciones no tienen... pero sí las canciones. Por otra parte está lo que creo que los demás esperan de mí. Aunque no lo parezca soy una persona que se preocupa demasiado por lo que opinen los demás, y aunque sé que no está bien, no puedo evitarlo. Y ya no es solo lo que opinen mis compañeros de grupo, sino lo que opine la gente cuando oiga esas canciones, es algo que me inquieta demasiado, e inevitablemente me influye no precisamente de forma positiva. Me hace sentir inseguro, porque si ni yo mismo creo en lo que estamos grabando, porque el resultado no me está convenciendo... ¿cómo voy a tocar de corazón? y ¿cómo se va a plasmar eso en el resultado final? Porque lo que ya está grabado me limita en cierto modo a la hora de tocar... La música es como pintar un cuadro, si los trazos están mal hechos, o no mal hechos, pero no van conforme a la idea que tenías, por mucha pintura que le eches no lo vas a mejorar. Entonces, efectivamente, dudo de lo que estamos haciendo y me pregunto si en verdad es lo que quiero hacer.

Por otra parte está lo del fin de semana, que efectivamente lo pasaré con amigos, ya que al concierto vendrán muchos amigos de Madrid, y después saldremos juntos de fiesta. Así que, visto lo visto, creo que esta vez el horóscopo ha acertado de pleno. En fin... ya sabéis que esto es como una lotería, y que cada uno se lo aplica según le conviene, pero si es cierto lo que dice... esta semana tampoco mojo :P

Etiquetas:

posted by Blue Devil's @ 14:00,




0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home