<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4344533833935884018\x26blogName\x3d12+Compases\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://12compases.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://12compases.blogspot.com/\x26vt\x3d-6176504475751728820', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

12 Compases

Sad but true
lunes, 2 de julio de 2007

¿Conocéis esa sensación de saber que vas a cortar con alguien? ¿De tener la certeza de terminar una relación de un par de años? Verdaderamente es una sensación extraña, en la que se mezclan por un lado alivio y aflicción. Alivio por la certeza de algo, la seguridad y la convicción de tus ideas, de tus creencias. Aflicción por terminar una historia que empezaste con ilusión y buenas intenciones... Vaya, esto me recuerda un poco a Kill Bill 2, cuando Budd le pregunta a Elle qué cosas siente con "A" tras la muerte de Beatrix, y ella responde: alivio y aflicción.

El caso es que esta certeza suele venir motivada siempre por una gota que colma el vaso donde vas acumulando muchas otras gotas. Todas las relaciones gotean, algunas más que otras, y cuando se acumulan las gotas al final una colma el vaso, y te sobreviene un cabreo monumental que puede romper o no el vaso. Si se rompe el vaso, el agua se desborda, y con poner un vaso nuevo asunto arreglado, el problema es que el vaso no se rompa, pero haga aguas por todas partes como un bote agujereado en alta mar. Como me conozco, y conozco bien mis repentes, no me dejo llevar por estos ataques de mala follá concentrada, y suelo esperarme hasta el día siguiente para tomar una decisión, ya más tranquilo, sin los arrebatos ni el calor del momento. Esa noche duermo fatal, por no decir que no duermo, y me sobrevienen sueños típicos de una duerme-vela, caóticos, sin sentido, como si mi cerebro tarata de reunir a pedazos una explicación coherente... sin demasiado éxito. Cuando llega la mañana siguiente, con la luz de un nuevo día, te invade la certeza, y ya no puedes librarte de ella. La vas a dejar. No hoy, ni mañana, pero pronto, no te compensa, no es la clase de persona que creías que era, sus gotitas de personalidad que se acumulaban en el vaso ahora se han convertido en un gran océano salvaje, y seguir sentado en el rompeolas contemplando el horizonte es la mejor manera de que te arrastre al centro de su universo, y acabes convirtiéndote en un náufrago a la deriva.

Pero esto no es todo, también hay que tener en cuenta que toda acción tiene una reacción, y a nuestra acción le corresponderá una reacción por parte de ella, que a todas luces será imprevisible, lo que viene a ser como jugar al pocker con una baraja de ochenta y dos cartas, sin un número fijo de comodines, figuras, etc... Ahora imaginaos por un momento que no es una relación monogámica, sino poligámica, que no es una chica sino tres, por tanto esta situación se encuentra elevada al cubo, y las acciones, reacciones, y decepciones son una combinatoria de elementos que dan como resultado un número con muchos dígitos. Pues así me siento yo, ahora que he decidido dejar el grupo con el que llevo tocando dos años y pico.

Los antecedentes son complicados, es más sencillo relatar cual fue la gota que colmó ese vaso, aunque claro, hablar solo de una gota en un vaso lleno es un poco pobre, y se necesita más información para poder emitir un juicio de valor, pero la verdad sea dicha, no tengo muchas ganas de contar gotas, así que trataré de ir al grano: Mi hermano toca el bajo y yo toco la guitarra, ambos trabajamos fines de semana alternos, y si bien yo no suelo tener problemas para cambiar mis turnos mi hermano sí. Sin embargo más de una vez ha venido a ensayar sin dormir, por haber estado trabajando, o a tocar recién salido de trabajar para luego irse a casa y dormir un par de horas y volver al tajo. Nadie se lo ha agradecido.

Hace poco nos presentamos a un concurso, participamos, tocamos, y quedamos finalistas, la final es este sábado, y coincide que ambos trabajamos. Yo después de organizar un horario suicida para esta semana y fin de semana he conseguido tiempo para ir a tocar, mi hermano se encontró con que nadie quería cambiarle el turno, un compañero le daba largas y el otro le pedía dinero por hacerle el cambio. Bonito panorama. Después de dos semanas luchando por cambiarlo el domingo se vio desbordado por todas partes, nadie quería hacerle el favor, y ya no sabía qué hacer, así que se lo dijo a los demás miembros del grupo. La respuesta de ellos fue: "pues tocamos sin ti". Cuando me enteré de esto no sé si os hacéis una idea de cómo me sentí. Independientemente de que sea mi hermano, ¿es que individualmente somos prescindibles? ¿divertirse en grupo ha dejado de ser lo importante? ¿ahora lo importante es tocar al precio que sea? ¿es esta la banda que decía hacer esto por diversión? ¿que el grupo éramos nosotros cinco? ¿y deciden dar la espalda a un músico por tocar a toda costa? Es como mirar a alguien a los ojos y decirle: "en realidad no nos haces falta".

Mi hermano me llamó ayer al mediodía, ha conseguido, a cambio de un horario suicida de veinticuatro horas de trabajo, cuatro horas libres entre medias para tocar. Una vez más lo ha vuelto a hacer, y nadie le dará las gracias. "Después de este concierto dejaré el grupo" me dijo, ¿pues sabes qué, hermanito? Yo también. Esto no casa con mi idea de diversión, y si para unas cosas "solo somos un grupo de colegas que tocan para divertirse" pero para otras son capaces de hacerle semejante desaire a alguien... no quiero seguir dedicándole mi tiempo y mis esfuerzos a un grupo donde lo que vale es el grupo y no sus componentes. La música es importante para mí, pero más importantes lo son las personas, y en este caso además esa persona es mi familia.

Ahora mismo siento más de dos cosas con "A"...

Etiquetas:

posted by Blue Devil's @ 12:12,




8 Comments:

At 2 de julio de 2007, 13:44, Blogger mar said...

Pues me alegro que pienses así, personas que piensan de esa manera no merece la pena seguir a su lado..me da pena que todavía haya gente que anteponga sus intereses propios a los intereses de una persona que en realidad "se consideraba" amigo...
Yo en su día fuí una de esas personas que le dijeron a la cara...lárgate que sobras en el grupo..y eso duele....
Un besito.Mar

 
At 2 de julio de 2007, 17:20, Blogger Mercedes said...

Primero pensé que ibas a cortar con tú chica, luego recordé que no tenías chica, luego pensé que eras un moro y las tenías de tres en tres, luego recordé que eres un tío centrado y fiel :P
Con tus post me pasa algo muy curioso, y es que siempre me dan tanto que pensar que tendría que escribir un comentario tan largo que saldría un post-comentario jajajaja.
Bueno Blue primero decirte que vaya Kabronasos que tiene tú hermano trabajando con él, porque llegar a pedirle hasta dinero por cambiarle el turno ya hay que ser mala persona.
Segundo yo entiendo al resto de los componentes de tú grupo, aunque no me parezca nada bien como han actuado, han ganado un concurso y se abre ante ellos la posibilidad de obtener (con un poco de suerte) reconocimiento y por qué no, tb dinero. Es normal que tú estés ofendido, porque ellos anteponen como tú dices el interés crematistico al afectivo, pero... ¿acaso no sabes que todos tenemos un precio?, es triste, pero es lo real y no se puede huir de la realidad.
No sé si tus compañeros de grupo habrán hecho tantos "sacrificios" como tú y tú hermano para poder tocar este sábado, pero desde luego sólo por eso merecéis los dos ganar y no tires la toalla.
Yo te sugeriría que no actúes ahora, date tiempo, actuar bajo las emociones nos condiciona y no nos deja ver las cosas claras, ponte en el lugar de tus compañeros, en sus circunstancias personales, en su modo de ser, quizá así los entiendas aunque no los justifiques, comprendelos aunque te duela, y sobre todo, piensa que ahora, gracias a lo sucedido tú los conoces realmente, hasta ahora no los conocías del todo. Conocer a quienes nos rodean es una gran ventaja, tú tb tienes que jugar tus cartas y, ya sabes las que ellos guardan bajo la manga.

Un besito Blue, mucha suerte para este sábado y para la vida en general, y ánimo a tú hermano que cada vez que pienso en sus compañeros de curro me da rabia que la gente seamos tan malas personas algunas veces.

Madredelamorhermoso que rollo te he soltado jajajaja lo siento :(

 
At 2 de julio de 2007, 18:40, Blogger Blue Devil's said...

Muchas gracias, chicas. Sois un encanto.

Mar: como dice Merche por ahí todo el mundo tiene su precio... No es que todavía queda gente así, es que con el pago adecuado todos podemos ser así. Procuro no llorar nunca ante los problemas, pero una de las cosas que me hacen no poder controlar las lágrimas de rabia es tener que quebrantar mis principios, y por desgracia a veces hay que hacerlo.

Merche: tienes más razón que un santo, y en parte es lo que decía yo en mi post, procuro dormir esa noche y esperar a la mañana para no actuar en caliente... Lo malo es cuando a la mañana siguiente tienes la certeza, vamos, que no es solo la gota gorda la que te quema las entrañas, sino las gotitas acumuladas una tras otras durante dos años... y el remate final.

En fin, que tú necesitas un post para responderme y yo otro post para responderte, y no es plan... Solo decirte que mi bendición y mi desgracia es ser una persona asquerosamente empática, vamos, que no me cuesta nada ponerme en el lugar de los demás (y no veas la putada que supone esto muchas veces). Me pongo en su lugar y entiendo porqué tomaron esa decisión, la entiendo y me parece del todo egoista. Me pongo en el lugar de mi hermano y buffff, para que te hagas una idea:

- tocar en la plaza de toros de la tierra que lo vio nacer sería de lo mejor que le pasara en la vida, y no le dejan hacerlo los hijosdeputa de sus compañeros.
- no solo no puede tocar él, sino que se siente culpable de que sus colegas de grupo tampoco puedan, sabiendo como sabe lo que significa también para ellos.
- se siente culpable de que por su trabajo y circunstancias personales no se hagan tantos conciertos como se podrían hacer.
- es bajista, y a los bajistas nunca (por desgracia) se los reconoce su labor en un grupo, siempre son los últimos de la fila, los más olvidados.
- además es el que menos sabe de música, empezó a tocar cuando se unió al grupo, y desde entonces ha progresado una burrada, pero claro, los demás también, así que siempre se siente un poco fuera de lugar, como si fuese inferior a los demás.
- después de todo esto y de dos semanas luchando por conseguir ese día, hasta quedar agotado y sin esperanzas, angustiado, apenado y con sentimiento de culpabilidad da la fatal noticia y el grupo (como si fuese culpa suya) decide tocar sin él.

Ponte en su lugar, Merche, y cuéntame lo que sientes. ¿Tienes ganas de seguir jugando a las cartas aunque conozcas bien su jugada?

 
At 2 de julio de 2007, 21:51, Blogger Gambutrol said...

Joer... me sabe mal tío que esto acabe así, parece que te gusta mucho tocar. ¿es esa tu decisión final?.

Entiendo a tu hermano y todo lo que has contado de su sentimiento de culpa, aunque como dice Merhe, también entiendo la postura de los otros.
A lo mejor teníais puntos de vista diferentes... tu y tu hermano tocabáis para pasarlo bien y disfrutar y los otros iban más en serio.

Decidas lo que decidas, hazlo con el corazón y no por el impulso. Y si crees que tiene que acabar... pues amén a eso.

De todas formas siempre podéis montar un grupito tu y tu hermano... si queréis me ofrezco para el teclado... ;)

Un abrazo y pa'lante.

 
At 2 de julio de 2007, 22:12, Blogger Blue Devil's said...

Gracias, Gambu!

Aunque bueno, es un poco más complicado que todo eso...

Pero vaya, que haga lo que haga no pienso dejar de tocar, me buscaría otra banda o montaría una, no sé... pero hace tiempo me juré no volver a colgar la guitarra, y no pienso hacerlo. :)

 
At 3 de julio de 2007, 2:03, Blogger vanmar said...

Yo había publicado un comentario, pero se me debió perder...

Decía que a veces estas cosas pasan porque tienen que pasar, para que nos demos cuenta de con quién y con quién no podemos contar.

No sé cómo serán los otros 3, pero lo que si sé es las ganas que le ponéis tú y tu hermano, por lo que no será muy difícil encontrar un batería, un guitarra...

 
At 3 de julio de 2007, 8:26, Blogger Blue Devil's said...

No he dormido en toda la noche, entre el calor, las comidas de coco, y medio millón de canciones que me sobrevenían a la cabeza... la última vez que miré el reloj eran las cuatro de la mañana, y faltaban apenas dos horas para que sonara el despertador...

Vanmar, cielo, gracias por el voto de confianza, y a todos los demás, una vez más, gracias por los ánimos y los consejos. Sigo de mala hostia, pero pensando con la cabeza :)

 
At 11 de agosto de 2007, 22:32, Blogger umatana said...

Angustia y Alivio, no pude ser yo con él porque todo el rato pensaba en algo malo que había, sabia que no ibamos a llegar muy lejos, pero también quería retener ese hermoso cariño, ahora siento angustia de perderlo pero alivio de sacarme un peso... yo la embarré, mantuve una roca de peso entre los dos...
lindo relato...en realidad yo no le hago falta ...

 

Publicar un comentario

<< Home